Turno Cu4tro

Un blog gamberro sobre miniaturas y wargames

Tercer Strike, White Dwarf out!!!!

Del polémico autor de “El Hobbit: Un Timo Inesperado“, llega ahora “Tercer Strike, White Dwarf out!!!!”, un nuevo artículo de opinión que no dejará indiferente a nadie… El equipo de Turno Cu4tro os lo advierte… seguid leyendo bajo vuestra responsabilidad… el artículo que sigue no es apto para personas con afecciones cardíacas… Advertidos quedáis…

Antes de nada aclarar que esto
que estas a punto de leer es mi opinión y nada más que eso, si eres persona de
estomago débil, y si eres de los que te tomas estas cosas demasiado a pecho, no
sigas leyendo, porque quizá te puedas sentir ofendido, cosa que recalco no es
para nada mi intención, y por supuesto léete el articulo entero antes de decir
algo de lo que te arrepentirás toda tu miserable  vida, dicho esto adelante…

A estas alturas de la película quién
no conoce al “Enano Blanco”?. Me atrevería a decir que prácticamente el cien por
cien de los aficionados al mundo de las miniaturas, tanto el que sólo juega, como al que únicamente le atrae su parte artística, o al que como a un servidor le “pega
a todos los palos”, ha tenido alguna vez entre sus manos esta veterana publicación
dedicada en exclusiva a los productos de la “malvada” Games Workshop. Pero pongámonos
un poco en antecedentes, antes de empezar a “echar mierda” por el teclado y que la gente se me tire al cuello, cual hereje adorador del caos.

White Dwarf
es una publicación con muchos años a sus espaldas. Empezó a publicarse allá por
el lejano mil novecientos setenta y siete, cuando servidor tenía un añito (que
tierno e inocente era por entonces), por lo que estamos hablando de una revista
con un gran camino a sus espaldas. La edición en nuestro idioma no llegó hasta
noviembre del noventa y tres, momento en el que comencé a comprarla de forma
habitual, la edición inglesa llegaba a mis manos gracias a una asociación de
jugadores de rol de la que era miembro, por aquel entonces entre sus páginas se
podían encontrar bastantes artículos y módulos para el juego de rol “Warhammer
Fantasy Rol Play”, motivo por el que adquirían la revista. Bueno, pero vamos a
dejarnos de historietas del abuelo cebolleta y vamos al tema en cuestión. Este
pasado octubre nos sorprendió con un cambio de formato, de estilo y de equipo
creativo. Nos encontrábamos con una revista de mayor calidad, un papel bastante
mejor, portada y contraportada mucho más gruesas y con caros glasofonados, una
bonita y cómoda maquetación, fotografías de muchísima mejor calidad y un
aumento considerable de páginas, todo ello acompañado (para no perder la
costumbre) de un aumento considerable de precio. En este primer número nos presentaban a su
nuevo equipo creativo junto con una declaración de intenciones de lo que querían
que fuese la revista, todo esto acompañado del catálogo de novedades, eso sí ahora añadimos más Forge World, mas Black Library y Fantasy Flight Games pero
con una presentación de diez, pero catálogo al fin y al cabo, un informe de
batalla, algo de pintura y algo de escenografía, me parecía más de lo mismo, pero
la impresión era que el nuevo equipo quería hacer cosas interesantes, volver a
los artículos de antaño, de trasfondo, de personajes, relatos etc. Esto era un
primer número, un número de presentación y había que darles un voto de
confianza.

Ahora estamos en enero, han
salido con este, cuatro números y nos hemos encontrado con la misma mierda de
siempre. Ya sé que las comparaciones son odiosas, pero como hizo mi compañero
Rigg en un artículo anterior comparándola con la revista Cry Havoc, yo voy a
hacer algo parecido pero con el número uno de la edición española.
En el número de enero encontramos
ciento cincuenta y dos páginas, donde la portada nos anuncia la inminente salida
de los nuevos Ángeles Oscuros.
En el número uno de la edición española
nos encontramos con sesenta y cuatro páginas y con gran ilustración del enano
blanco en la portada.
Desde la pagina cuatro hasta la
pagina cincuenta y cuatro del numero de enero, ósea cincuenta paginas,
encontramos un precioso catálogo de los
nuevos Ángeles Oscuros, del nuevo Codex, las novedades para “El Hobbit”, las de
Forge World, Black Library ( todas las novedades de novelas en ingles? no es
esto la edición en castellano?) y las de Fantasy Flight Games. Eso sí, con unas fotografías
muy chulas. Esto es lo que encontramos en la primera parte de la revista.
En la primera parte del número
uno encontramos una presentación de cinco páginas explicándonos que es “Warhammer el Juego de Batallas Fantásticas”,
las reglas, los ejércitos etc.
Seguimos con el numero de enero y
desde la pagina cincuenta y cuatro hasta la cincuenta y nueve, nos enseñan el ejercito tiranido de uno de los
miembros del staff de la revista… sí, sí, muy bonito… pero la verdad…
En nuestro número uno lo
siguiente que encontramos es una guía de
pintura
de nueve páginas, sí, la primera guía en castellano que luego nos
cansamos de ver.
Seguimos en enero y nos
encontramos con los pensamientos de
Jervis Johnson
, artículo que me da la impresión que medita cuando realiza
sus visitas al excusado, algo que personalmente creo que sobra, pero puedo
entender que le pueda interesar a alguien.

Space Hulk, si señores, esto es lo siguiente de nuestro número uno,
diez páginas, ni más ni menos, donde encontramos reglas para escuadras de mando,
nuevas armas, nuevo escenario y recortables de secciones de tablero, un artículo súper interesante.
Dieciséis páginas de un informe de batalla en el numero de
enero, realmente alguien se lee esto entero??



Escenografía, en el número uno, cinco páginas con sus recortables
incluidos sobre cómo montar tus edificios para Warhammer.


Los rivales, aquí, en el número de enero vemos el que para mí es el
primer artículo interesante de la revista… bueno… interesante no… digamos menos
de relleno que los que llevamos hasta ahora, dos unidades, exterminadores grises
y exterminadores puños imperiales, cuál mola más y porqué, según sus “dueños”…
Y llegamos al último artículo de
nuestro número uno, nos presentan a Gotrek
y Félix, personajes legendarios
donde los haya, así como sus características para Warhammer y sus cartas de
objetos mágicos.
Ahora ya todo lo que nos queda en este nuestro número de enero, seguimos con “Blanchitsu”, dos páginas donde nos
muestran el arte de este artífice del universo de 40K, en apenas dos párrafos…
Salón de la fama y galería de los
diferentes Golden Demon, dieciocho paginas (esto no se puede ver en la red?).
Escenografía, “Kit Bash”, o cómo modificar kits de escenografía, con fotos ya terminadas, nada de paso a paso ni nada por el estilo, así como las
siguientes cuatro páginas mostrándonos un bonito campo de batalla de ambientación
enana.
Guía de pintura, ocho páginas, aquí
es donde nos enseñan que la nueva política de Workshop sobre pintura le da una
patada en los huevos a todos estos años de “Heavy Metal”. Nos dejan muy claro
que su producto está enfocado a nuevos usuarios y que al jugador, coleccionista
o pintor veterano le pueden dar por donde amargan los pepinos.
Siguiente, Jeremy Vetock,
seguimos con más pensamientos en el tigre, el cuarto de baño del estudio de la
WD tiene que ser una maravilla, si no,miren la cara de felicidad que tiene.
Lo siguiente, cuatro páginas
donde nos muestran próximas actividades en tiendas GW y una entrevista a dos
tenderos de una de sus tiendas.
Seguimos con una de mis partes
favoritas, diez páginas, en las que nos mostrarán dónde
comprar Workshop en el mundo… si alguna vez voy a Bremen a ver a los cuatro músicos,
no puedo perder mi oportunidad de visitar la tienda GW más cercana…
Y por ultimo quince paginas donde
nos informan de las cosas a las que se han dedicado durante el presente mes la
gente que hace la revista y la gente del estudio, gracias a lo cual ya me queda
todo claro, pues nos enseñan que se dedican a todo tipo de cosas menos a
intentar hacer una WD en condiciones.
Ahora pensad un segundo y
tranquilamente, sinceramente que artículos de la revista de enero son realmente
interesantes y aprovechables.
Uno? No, ni eso…
Sinceramente esta WD me parece
una soberana mierda, una tomadura de pelo en mayúsculas. Como comentaba con
Rigg hace unos días, “vamos a darles unos números”, le decía…  pensaba, o quería pensar, que irían aumentando
poco a poco en la calidad y en el contenido de los artículos de la revista, cosa
que evidentemente brilla por su ausencia. Pensaba que tendrían un poco en
cuenta al aficionado  en esto, que como
yo lleva más de veinte años gastándose el dinero en sus productos, pero
evidentemente, eso a esta gente no se les pasa por la cabeza.

Haciendo un análisis
comparativo con el número uno que cogíamos como ejemplo, solamente entre el artículo
de Space Hulk  y el de Gotrek y Felix ya
tienen más y mejor contenido que todo el puto número de enero. Pero, estamos
locos o que pasa?. Tenemos un catálogo de miniaturas de puta madre, pero nada más,
no encontramos un sólo artículo verdaderamente interesante para ninguno de sus
sistemas de juego, ni uno!.  Todo es relleno, morralla y nada más… para hacer
esto necesitan a ocho personas?!?!?! La gran mayoría de cosas que hay las
encuentras en la página web, algo interesante por favor??.

No puede ser que una revista que
tiene veinte años tenga un contenido más completo que una del siglo veintiuno,
bueno y no sólo este número uno, ya que
me he puesto a mirar el número dos, el tres, el cuatro y cada una tiene más y
mejores artículos, como una campaña y reglas nuevas para Advanced Hero Quest, o
la historia de los enanos del caos. No me creo que ocho señores sean incapaces
de hacer una revista en condiciones mas allá del puro catálogo (eso síi las
fotos son muy chulas).

Bueno y lo de la política de la guías de pintura es para
cagarse… yo entiendo que quieran hacer llegar su producto  a nuevos jugadores y hacerles creer que pintar
miniaturas es muy fácil y tal… pero qué pasa con el pintor veterano? con el que
ya lleva un tiempo pintando y quiere un poco más? tanto cuesta añadir dos o
tres páginas de guías para gente un poco más avanzada?  Yo creo que no, ahorrándose secciones como
las “Reflexiones en el Tigre” tendrían paginas de sobra.

No hay un sólo artículo de “El
Hobbit”… nada, quitando la publicidad claro y cómo pintar un águila, por decir
algo. Ninguno de esos ocho miembros del equipo es capaz de hacer un artículo en
condiciones?, como algún escenario para Space Hulk, o sobre Dreadfleet, o algún
jugador estrella para Blood Bowl… cuántos aficionados se alegrarían de ver algo
relacionado con Mordheim?

Pienso, sinceramente, que ciento cincuenta y dos páginas
dan para mucho más de lo que nos están ofreciendo. Eso sí, hace falta ponerle
ganas…

Y con esta reflexión me despido. Ya he soltado lo que pensaba. Está claro que habrá gente que comparta mi opinión,
otra que no y otros a medias… solamente pensad  ya no por el precio, sino por dar digámoslo
un servicio a sus “seguidores” nos podrían ofrecer algo mejor con un mínimo de
esfuerzo.
Un saludo The_Hood