Turno Cu4tro

Un blog gamberro sobre miniaturas y wargames

DzC: El tiempo anterior (V)

LA CAÍDA DE LA ESFERA
En el año 2506, sucedió un evento
accidental que acabaría rompiendo esta pacífica época. Un pequeño objeto cayó
desde el espacio a la atmósfera del planeta Tierra, yendo a parar a la región
conocida como Perú. Los escáneres de defensa notaron su falta de fragmentación
durante la reentrada a pesar de su diminuto tamaño, y se envió un pequeño
equipo de búsqueda para investigar.

Lo que encontraron era único,
inexplicable y completamente inesperado. Una esfera perfecta sin adornos,
pequeña, de una sustancia parecida al metal pero de una blancura pura poco
natural. Aunque no era mayor que una pelota de tenis, poseía una masa que
trascendía la de los elementos conocidos, haciendo falta la fuerza de dos
hombres para sacarla del cráter del impacto.
Una vez de vuelta en los
laboratorios de investigación de la AAT (Autoridad de Administración de la
Tierra) en Sudamérica, se realizaron estudios extensivos sobre la Esfera. Tras
semanas de investigación no se averiguó nada concluyente, salvo que era casi
con total seguridad un objeto fabricado y que no obedecía muchas de las leyes
convencionales de la física. Se resistía a cualquier esfuerzo de examinarla,
siempre devolviendo las lecturas de cualquier forma de escáner. Hasta la óptica
termal básica brillaba en blanco puro, a pesar del hecho de que el objeto
estaba frío al tacto.
Aproximadamente tras seis semanas
de estudio, la Esfera fue conectada a un dispositivo eléctrico con un enlace
directo a un ordenador conectado a la red durante un experimento rutinario. En
cuestión de segundos, la instalación al completo entró en estado de cierre, con
todas las puertas y sistemas inoperables por el personal. Segundos después, un
pico masivo de datos fue detectado representando una carga de datos enorme en
la red del laboratorio. Cada ordenador conectado a la red en subcontinente
Sudamericano se cerró casi simultáneamente, liberando una enorme cantidad de
ancho de banda para permitir un enorme flujo de datos hacia las instalaciones
del laboratorio.
En cuestión de minutos el pico
cesó abruptamente, y las operaciones en la red parecieron volver a la
normalidad.

Horas más tarde, el personal
atrapado en las diferentes áreas selladas de las instalaciones escuchó el
sonido de motores en el cielo sobre ellos, seguido de explosiones
intermitentes. Cuando el polvo cayó y las puertas volvieron a ser operables,
unos investigadores aturdidos encontraron la cámara de pruebas abierta con
explosivos, y la Esfera ya no estaba allí.